Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Foro “La participación política de las mujeres, Avances, oportunidades y desafíos".

Publicado el 14 Marzo 2018

Ciudad de México, a 13 de marzo de 2018
Discurso 08, 2018
Dra. Teresa Incháustegui Romero
Directora general del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México
Foro “La participación política de las mujeres, Avances, oportunidades y desafíos”, organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México.
Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México

¿Qué tal? Buenos días amigas y amigos.

Saludo con mucho gusto al maestro Mario Velázquez Miranda, presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México; a la licenciada Gabriela Williams, consejera electoral y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Instituto; a la maestra Alejandra Chávez Camarena, magistrada del Tribunal Electoral; a los amigos que vienen en representación de Fidel Pérez de León, a la consejera electoral Carolina del Ángel.

Saludo también a Alejandra Massolo, que nos acompaña de tan lejos, y a otros amigos que andan en el público.

Me parece que los temas que está abriendo esta sesión de conferencias magistrales y de espacios de reflexión son muy importantes para el momento en el que estamos, no sólo por el tema electoral que es la coyuntura que se sobrepone a todos y todas en este momento, sino porque estamos en los inicios de un nuevo gobierno que va no sólo a abrir un marco constitucional nuevo como alcaldías, como poderes locales, que reconfiguran la representación y la formación de los cabildos, lo que ha sido estos órganos político-administrativos delegacionales que en la pasada reforma electoral y política terminaron configurando en órganos cerrados sin contrapeso.

Quizá no ha habido en el país ninguna otra forma de gobierno tan cerrada a la participación ciudadana que como quedaron estos órganos político-administrativos, el tema de las alcaldías abre esta posibilidad.

Esto tiene mucho que ver porque la política no es sólo un tema de cargos, puestos y espacios para los partidos; como se dice de la economía, se dice de la política, que es tan importante que no se puede dejar a los partidos políticos, tiene que haber espacios de participación ciudadana, donde las y los ciudadanos tomemos parte de esas decisiones.

Sobre todo porque el derecho a la ciudad, del cuál Alejandra ha sido una maestra para nosotras en esta precisión de los alcances del derecho a la ciudad, supone que la ciudadanía tenga participación, voz y voto en decisiones que tienen que ver con el territorio, con el espacio y todas estas decisiones que hacen de esta ciudad un espacio habitable y que pueda recuperar esta parte de comunidad que tenemos perdida por la vida que llevamos.

En esto hay una gran oportunidad para las mujeres, porque somos las mujeres las que gestionamos día a día el territorio, en los servicios, en las colonias donde gestionan el agua, el funcionamiento cotidiano.

Los viajes que hacemos las mujeres, hacemos más viajes que los hombres al día, acabamos de analizar la última Encuesta Origen Destino de los viajes en la Ciudad de México y zona metropolitana, donde encontramos que entre hombres y mujeres que trabajan, mientras los hombres van y vienen del trabajo, las mujeres además del trabajo hacen tres veces más viajes para buscar y recoger a una persona, ir de compras.

Además, también entre mujeres y hombres económicamente inactivos, que no tienen un trabajo retribuido y que ya no buscan, mientras los hombres no hacen viajes, las mujeres viajan todo el día. Hacen más viajes las mujeres entre menos recursos económicos tengan porque tienen que hacer una serie de gestiones para resolverse la vida.

En ese marco, el tema de la representación política adquiere un nuevo tamiz y es este tamiz donde los puestos y cargos son para representar y ser la voz, la mediación con esa ciudadanía, y no esferas separadas que tienen su propia lógica y su propio interés donde se crean esas partidocracias que solitas están arriba hablando, que se reúnen entre ellas, que comen, desayunan entre ellas y nunca tiene un contacto real con la población, con las decisiones, no en eventos masivos, sino en el día a día en la construcción de ciudadanía.

Como señaló la magistrada y la presidenta de la Comisión de Igualdad, hay un trabajo de estas instituciones con el Instituto Electoral en términos de formar a la ciudadanía, así como tenemos una democracia joven con mucho por crecer, también tenemos una ciudadanía que está a medio pelo en la Constitución, las y los ciudadanos que exigen pero cooperan con las soluciones, que exigen pero toman su responsabilidad, porque a veces los ciudadanos exigimos y no ponemos la parte que nos toca, entonces ahí hay una formación importante de qué hacer y estos espacios son muy importantes.

Está el tema de la paridad vertical, donde la distribución de cargos, de puestos de decisión es importante porque todos los temas de las mujeres, que son temas de la vida cotidiana y de lo que es la construcción de la comunidad a veces están ausentes, porque no hay suficiente representación en los cargos para que estos temas estén ahí.

En este sentido, tenemos toda esta oportunidad de reflexionar y caminar por ambos lados de la democracia: necesitamos construir del lado de la ciudadanía, formando una ciudadanía corresponsable que reconozca las diferencias sociales, la diversidad social y sexual, los derechos de todas y todos en esta construcción; y también toda la formación de gobiernos responsables y abiertos, funcionarios que respondan a esta población.

Estas son las tareas que tenemos enfrente en esta coyuntura y que hay mucho camino que tenemos que arar para lograr espacios públicos que nos permitan construirnos como una comunidad, donde unas y otras nos reconozcamos en los derechos, en las necesidades e intereses.

Muchas gracias.