Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Plática de inducción a beneficiarias del Programa de Atención Integral de Cáncer de Mama de la Ciudad de México (PAICMA CDMX)

Publicado el 09 Febrero 2018

Discurso 02, 2018

Dra. Teresa Incháustegui Romero. Directora general del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México. Plática de inducción a beneficiarias del Programa de Atención Integral de Cáncer de Mama de la Ciudad de México (PAICMA CDMX) - Oficinas centrales del Inmujeres CDMX


Buenos días. ¿Cómo han estado los grupos, las pláticas, todas están muy emocionadas? ¿Les gustó? Hay que hacer ejercicio y yoga.

Bienvenidas al Instituto, a este espacio que es para ustedes, para todas las mujeres de la ciudad, no tenemos tantos recursos como sería necesario, porque las mujeres somos más de la mitad de la población en la Ciudad de México y encabezamos con nuestro trabajo el 37 por ciento de los hogares, que están sostenidos por el trabajo de una mujer.

Somos una parte muy importante en la ciudadanía, entonces eso es muy relevante para que conozcamos y podamos ejercer nuestros derechos.

En este caso, el PAICMA del cual están siendo parte, es parte de ese objetivo que tenemos en un programa que se llama Programa Especial de Igualdad de Oportunidades y no Discriminación hacia las Mujeres de la Ciudad de México, donde están varios objetivos y uno primordial es el derecho a la salud integral de todas las mujeres.

Las mujeres en la Ciudad de México somos sobrevivientes de enfermedades. Tenemos en la población adulta mayor, somos más del 60 por ciento, porque sobrevivimos más que los varones, que nuestros compañeros.

Y bueno, tanto en la parte de la viudez, de la soltería, como de la separación, la vida de las mujeres es muy amplia, puede ser muy rica y la ciudad tiene una gran oferta para todas las personas en muchas actividades y programas, hay que aprovecharlas.

Este programa, que tiene que ver con la salud, está dirigido específicamente al cáncer de mama que es un padecimiento muy frecuente en las mujeres. Tenemos una gran incidencia en cáncer de mama en la ciudad, de las más altas del país y del mundo.

Hay varios elementos que son parte de este problema, que cada vez es más estudiado, pero que se encuentra asociado a una parte, a veces al tema de no tener hijos, también hay un factor hereditario muy importante y hay otro factor en la alimentación, en la obesidad porque actualmente comemos tantas cosas procesadas, químicas.

Hay algunos médicos que dicen que la recomendación fundamental es comer comida real, cuando nos echamos una pizza no estamos comiendo comida real, estamos comiendo una harina que no sabemos de qué es y un queso que parece de plástico, una serie de pimientos, una serie de revolturas, entonces esas comidas son parte de las que nos están enfermando. Era mejor el taco, porque tiene maíz, verduras, incluso la grasa del taco puede ser mejor que la de esos quesos sintéticos.

Es importante saber alimentarse, saber qué comer, eso es parte de nuestro programa de salud aquí y tener esa comunidad que están comenzando a construir en este momento, esos lazos de conocimiento, de aprecio y de empatía que son muy importantes en nuestra vida, sobre todo en situaciones como las que ustedes están pasando, pero también para todas las mujeres en todas las situaciones son muy importantes la comunidad y los lazos y esa parte nos ayuda, con las amigas y las vecinas.

Es una nueva comunidad la que ustedes están formando con la idea de apoyarse mutuamente, nosotras somos solamente guías que les estamos dando elementos para su proceso, pero son ustedes mismas las que tienen que tomar y retomar y compartir eso para hacer con toda esta información y con sus ganas, su deseo y su voluntad de ser esa fuerza que nos va a sostener en estos momentos y que les va a permitir salir delante.

Tenemos muchas sobrevivientes de esta enfermedad, no es una enfermedad fatal como hace algunos años, depende de muchas cosas pero cada vez se conoce más y cada vez se sabe que ese poder de sanación de nuestro cuerpo está en nosotras, en esa fe, en esa esperanza que construimos día a día. Y ustedes saben que día a día se construyen esa fe y esperanza de vivir lo que estamos viviendo a plenitud y de aprovechar todo y de formarse en este proceso.

Yo he escuchado muchos testimonios en estos tres años que llevo en el Instituto, de mujeres que llegaron a estos grupos, que salieron adelante. Estos grupos han sido de una enseñanza e iluminación interna importante, me han enseñado mucho, me han dado mucha idea de lo que es una situación tan difícil como la que se les presenta inicialmente y cómo a través de los grupos y el apoyo que se puede hallar en la familia se puede alcanzar.

A mí me toca, con mucho corazón darles la bienvenida, no quería dejar pasar este momento para saludarlas y darles una muy afectuosa bienvenida y desearles que todo salga bien y que todas salgan adelante apoyándonos en la vida, porque eso es lo que nos da fuerza.