Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Promueve Inmujeres CDMX una vida libre de violencia de género entre la comunidad estudiantil de la IBERO

Publicado el 31 Agosto 2017
2.jpeg
3.jpeg
7.jpeg
Boletín 66, 2017

  • La titular de la dependencia, Teresa Incháustegui Romero, participó en el diálogo “Cex ande Lunch”, con el tema: “Estigmatización de las feministas”.
  • Destacó que el Gobierno capitalino plantea incorporar la transformación de la masculinidad en las políticas de igualdad de género.

Como parte de las acciones para promover una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas en instituciones educativas públicas y privadas de la capital del país, la directora general del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX), Teresa Incháustegui Romero, participó en el diálogo “Cex ande Lunch”, organizado por el Centro de Exploración y Pensamiento Crítico de la Universidad Iberoamericana (IBERO).

Al exponer sobre la “Estigmatización de las feministas”, la funcionaria señaló que uno de los objetivos del Inmujeres CDMX es reducir la violencia que se ejerce en contra de las mujeres y las niñas en distintos ámbitos, así como promover la igualdad de trato y el respeto entre mujeres y hombres.

Incháustegui Romero detalló que el Gobierno de la CDMX está planteando que las políticas de igualdad de género incorporen políticas de transformación de la masculinidad, para cambiar las estructuras mentales y sociales.

“Los hombres que se quieran poner en la línea de la transformación no pueden seguir coludiéndose con los hombres violentos, no pueden seguir defendiendo sus privilegios, queremos que haya espacios para que los hombres puedan transitar a otras vías y otras expresiones”, enfatizó.

Ante la comunidad universitaria, subrayó que el feminismo es una forma de pensar que otro mundo es posible, es una filosofía de la vida e incluso un programa social que parte de la idea de que las mujeres son personas.

Al explicar que la descalificación de las feministas comenzó cuando empezaron a defender sus derechos como personas, destacó que: “Las feministas estamos por otro mundo. No es que estemos para dominar a los hombres. Este mote de feminazi es una manera de degradarnos, estigmatizarnos y descalificarnos”.

Señaló que el reto es desmontar siglos de una ideología patriarcal que oprime, margina, estigmatiza y segrega a las mujeres, que mide las oportunidades y obligaciones de acuerdo con el sexo de las personas, por ello, hizo un llamado a los jóvenes universitarios a ejercer nuevas masculinidades y encontrar otras formas de convivencia.

--ooOoo--


Visita nuestra galería aquí