Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Evento “Recrearme es mi Derecho, Clausura de los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas"

Publicado el 10 Diciembre 2017
Discurso 51, 2017.

1


Dra. Teresa Incháustegui Romero
Directora general del Instituto de las Mujeres de la CDMX
Evento “Recrearme es mi Derecho, Clausura de los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas, organizado por DGIDS.
Parque Ecológico Huayamilpas

“Hay una cantidad de hechos de violencia por el hecho de ser mujer, que ese es el tema por el cual Naciones Unidas la considera una pandemia”


Buenos días a todas y a todos.

Agradeciendo la invitación de Jesús Rodríguez para compartir esta mañana con ustedes, en la que estamos dando por concluido este periodo de 16 Días, que comienzan el 25 de noviembre, un día en que todo el mundo por promoción de la Organización de Naciones Unidas se abre un periodo de información, de trabajo intensivo para eliminar todas las formas de violencia en contra de las mujeres.

La propia Organización de Naciones Unidas ha hecho una investigación muy grande en todo el mundo, sobre todas las formas de violencia que hay contra las mujeres, por una simple y sencilla razón, porqué en todas las culturas, la subordinación y la discriminación de la mujer, es un hecho presente.

Y entre las formas de violencia que se documentan en todo el mundo, a través de un informe que mandó hacer el secretario general de Naciones Unidas, están las formas de violencia emocional, psicológicas que son casi cotidianas contra mujeres y niñas, porqué las niñas también sufren violencia en su casa, en las escuelas y en la comunidad.

Toda la forma de violencia verbal, que van desde insultos, improperios, estas llamadas frases obscenas, que no sé por qué alguien les continúa llamando piropos, no son piropos, son ofensas. Un piropo es una expresión bonita, agradable, esas no son piropos, pero desde esa formas, hasta insultos fortuitos que una recibe en la calle, porque a alguno se le antojó decirle a una “pendeja, vieja tonta, estúpida, idiota”; así de gratis porque se le antojo.

Las formas de violencia física, que van de una variedad enorme hasta actos que verdaderamente pueden privar de la vida o incluso, provocar traumatismos que dejan enfermedades permanentes, incluso discapacidad permanente a las personas.

Tenemos también, en algunos países incluso actos de mutilación sexual, entre los países islámicos, por ejemplo, para que las mujeres no sientan placer en sus cuerpos, les mutilan sus órganos sexuales, violaciones, es decir, hay una cantidad de hechos de violencia por el hecho de ser mujer, que ese es el tema por el cual, Naciones Unidas la considera una pandemia, es decir, un padecimiento social que abarca a enormes poblaciones.

En la Ciudad de México, hemos venido construyendo un piso de derechos y de igualdad entre hombres y mujeres, no queremos ser igual que los hombres, porque tenemos capacidades y talentos distintos, pero queremos ser tratadas en igualdad de derechos y en igualdad de respeto y consideración.

Eso es lo que queremos y por eso en la Ciudad de México, estamos impulsando una gran cantidad de proyectos, de programas, de acciones, 26 programas en todas las dependencias, entre las cuales destaca, por supuesto, la Secretaria de Desarrollo Social, que tiene programas específicos direccionados para mujeres que hayan denunciado violencia y que estén en el proceso de salir de ese círculo de violencia.

Porqué además, queridas amigas y amigos, la violencia no sólo afecta directamente a la mujer que es víctima, afecta a toda la familia, a los niños, niñas, hijos, hijas que están mirando ese trato y que están recibiendo también ese trato.

Entonces, la violencia es una enfermedad, la debemos de ver así, como algo que nos enferma a la sociedad, que nos deja en el cuerpo una memoria de dolor, desde opresión, y nosotras queremos en esta ciudad, niñas, niños, hombres y mujeres, que todos crezcamos como personas, porque necesitamos una ciudad con ciudadanas y ciudadanos fuertes, demandantes, que estén creciendo personalmente.

Y ese es el objetivo de nuestro trabajo, por eso estamos también en este próximo año, que ya es el año de cierre del gobierno, que ustedes saben que el Jefe de Gobierno ha decidido quedarse como gobernante y cerrar este año como debe de ser.

En este caso, nos ha instruido para revisar, mejorar y cerrar todos estos programas y poner mucho más coordinación y articulación para que ustedes reciban la atención que se merecen, en todas nuestras unidades y que los programas para los cuales estamos usando sus impuestos, efectivamente nos permitan crecer juntas y que todas y todos tengamos nuestros derechos fortalecidos y también nuestro desarrollo personal creciendo.

Ese es el compromiso, que tenemos con el Jefe de Gobierno todas las dependencias y aquí fundamentalmente con la Dirección General de Igualdad, que es la que realiza este evento y que tiene una gran cantidad de iniciativas, estamos trabajando muy juntos y muy articulados para que ustedes estén satisfechas y estén también recibiendo la atención requerida.

Muchas gracias.

Les deseo que todas estas fiestas, las pasemos en paz, en armonía, aquí nos estaremos mirando el año próximo, muchas gracias.

--oo0oo--