Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Reunión Global de Alcaldes y Alcaldesas: Ciudades por la Igualdad de Género

Publicado el 25 Febrero 2017
Transcripción de las palabras del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al acudir a la Reunión Global de Alcaldes y Alcaldesas: Ciudades por la Igualdad de Género, en el Patio Oriente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Muy buenas tardes ya, a todas y todos ustedes. Me da mucho gusto recibir, volver  a dar la bienvenida a todos los alcaldes,  todas las alcaldesas que nos visitan el día de hoy. De la misma manera agradecer la presencia de las altas representantes de ONU Mujeres, México, ONU Mujeres en todo el mundo.

Agradecer al jefe delegacional que nos acompaña el día de hoy. Agradecer a los alcaldes de las entidades de la República Mexicana presentes, a la jefa delegacional de Miguel Hidalgo, a todas y cada una de las mujeres defensoras de los derechos de las mujeres, que desde la sociedad civil apoyan al Gobierno de la Ciudad de México y nos sirve de consejeros, de consejeras, de guía, y estas organizaciones nos sirven como consejos para seguir trabajando juntos; precisamente con la organización de la sociedad civil, precisamente con las mujeres de la sociedad civil se trabajó parte de lo que hoy es la Constitución de la Ciudad de México en el referente de derecho, de igualdad de género, de equidad de género, de trabajo de paridad, de todo lo que estamos buscando y luchando en el día a día.

Quiero saludar a quienes vienen de otras entidades también representando a DIF, como es el caso de DIF Guadalajara, representando a Institutos de las Mujeres, saludo a la representación también del gobierno Federal en este tema que nos une y nos compromete a cada uno de nosotros.

Aquí hemos escuchado ya varias experiencias mundiales. Hoy deberíamos preguntarnos por qué (van) 2017 años y seguimos hablando de este tema de la violencia hacia las mujeres. Qué es lo que todavía no hemos podido hacer para que cambie esta realidad en el mundo.

¿Cuánto tiempo más vamos a seguir compartiendo experiencias reactivas? porque en muchos de los casos lo que estamos haciendo es creando refugios, creando centros de atención a la violencia hacia la mujer, pero me parece que ahora deberíamos enfocarnos de manera consistente en ¿cómo cambiamos esta realidad, cómo podemos modificar desde la base esta realidad?

Hoy podría compartir muchas cifras con ustedes. Como les dije el primer día, tenemos un Metro con 225 kilómetros, más de 6 millones de personas están utilizándolo  el día a día.

Hoy en día tenemos espacios para mujeres, hombres. Lo ideal es que pudiéramos estar todos juntos y que no hubiera casos de violencia. Lo ideal es que pudiéramos andar seguros por las calles de que nuestras mujeres, las mujeres de nuestra familia, de nuestros círculos de acción no van a sufrir ninguna agresión.

Eso es por lo que yo creo que debemos de concentrar una gran parte de estas políticas hacia los niños y hacia las niñas; desde ahí, desde la formación, desde el hogar, desde la casa, habrá que preguntarnos si estamos hablando con nuestros hijos, si les estamos diciendo, si estamos inculcando valores para que no cometan agresión hacia las mujeres.

Habrá que ver si estamos corrigiendo a nuestros hijos desde las primeras etapas de su desarrollo para que no cometan violencia hacia las mujeres. Habrá que ver si les estamos enseñando qué y cómo son estos casos de violencia hacia las mujeres.

Y si podemos cambiar desde abajo, si podemos cambiar desde la raíz, tendremos que hacer menos refugios y menos espacio en las cárceles para los agresores hacia las mujeres.

Yo creo que hay que concentrarnos, hay que modificar y hay que observar dónde está la raíz de todas estas violencias, porque si no, dentro de 10 años o dentro de 15 años que nos volvamos a reunir, vamos a seguir hablando de cómo construimos más refugios, de cómo mandamos más hombres a la cárcel, de cómo somos más estrictos en los espacios y cómo separamos más a los hombres de las mujeres, yo no creo que debamos separarnos. Yo creo que debemos tener espacios seguros.

Esa es la importancia de este foro, de tener aquí reunidos a decenas de alcaldes, a alcaldesas, a tener otro tanto de representantes de países; cómo logramos que desde la raíz, que desde las tareas del desarrollo inicial, ese chip se cambia en todo el mundo.

Porque hoy las referencias son iguales. Estamos hablando que 7 de cada 10 están siendo agredidas en el mundo. Es decir, seguimos compartiendo cifras si hoy estuviéramos hablando de casos de agresión y yo escuché con atención a todos los alcaldes todos hablamos de agresión sexual, todos hablamos de discriminación, todos estamos buscando paridad, y todos estamos hablando de esto después de miles de años de trabajo y de historia, y si nos vamos mucho más atrás, vamos a seguir encontrando referentes.

Entonces, es una muy buena oportunidad para que nos vayamos a fondo. Yo creo que con los sistemas de atención a la niñez, hay una gran oportunidad de que estas políticas permeen, de que vayamos y que les enseñemos qué es lo que hay, qué es lo que está sucediendo; por qué estamos separando en el Metro, habría que decirle a los niños y a las niñas, porque nosotros, cuando niños o niñas, solamente vemos que hay un espacio separado, pero no sabemos exactamente por qué está sucediendo esto.

¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que lo modifiquemos? Hoy nosotros tenemos sistemas de transporte exclusivo para mujeres, cientos de buses exclusivos para mujeres, por qué tenemos que llegar a estos extremos. Mientras se tenga que hacer, lo vamos a seguir haciendo, pero el ideal aspiracional, me parece que debe ser, obviamente que esto se termine, que esto no sea así.

La Ciudad de México, ustedes ya conocieron lo que estamos haciendo, no voy a repetirles estas políticas públicas que hemos implementado, porque seguramente ya el Instituto de las Mujeres, y mis compañeras de Gobierno les han platicado todo lo que estamos haciendo aquí en la ciudad.

17 millones de personas nos demandan seguridad todos los días en esta ciudad, y tenemos que estar dando servicios e infraestructura en el día a día. Lo hacemos con mucho gusto, con  mucho compromiso.

Yo quiero reconocer la importancia que tiene ONU en el mundo y ONU Mujeres, porque hacemos todo esto, mostramos este simbolismo, el traer hoy el color naranja, el llevar el emblema de “He For She”, el mostrar que no estamos conformes con que haya violencia en el mundo. Hoy estamos haciendo claro y haciendo esta referencia en la Ciudad de México, que por cierto, he dado la instrucción para que hoy toda la ciudad esté iluminada de color naranja en esta referencia con esta tarea que estamos representando, la van a ver ustedes en todos los edificios públicos, y en Avenida Reforma, y en todos nuestros espacios verán este color naranja, simbolizado los trabajos y conclusiones que seguramente tendremos en este foro global.

Hoy quiero decirles que estas acciones que ha implementado la Ciudad de México de la mano de ONU Mujeres, México –quiero recalcarlo, con Ana Güezmes tenemos un trabajo permanente, y hoy agradecemos a ONU Mundial que nos permita trabajar con Ana Güezmes aquí, porque ha sido un referente muy importante.

Vamos a continuar con las licencias de maternidad, ahí hay una clave bien importante, porque las mamás pasan más tiempo con los niños, con las niñas, y esa etapa de formación inicial, esos seis meses que están garantizando hoy la Ciudad de México al 100 por ciento de retribución, eso es muy importante para el desarrollo para el crecimiento, y por supuesto para evitar la violencia hacia las mujeres.

Quiero concluir con dos cosas de manera muy breve, al tiempo que reitero el agradecimiento de todos mis hermanos alcaldes, y de mis hermanas alcaldesas que hoy nos visitan, agradecer el tiempo que se han tomado en sus agendas para estar aquí en la Ciudad de México, y decirles que nosotros también vamos a seguir trabajando de la mano con sus gobiernos, con sus agendas, y por supuesto con la gente internacional.

Quiero decirles que en la Ciudad de México estamos convencidos que simbolizar este compromiso con las mujeres es algo muy importante. Por eso, dentro de la recuperación de espacio público que estamos teniendo, vamos a construir un corredor que la gente que vive aquí en la Ciudad de México identifica perfectamente, de San Antonio Abad, que es donde tenemos una de las líneas del Metro (para)  llegar a la Plaza Pino Suárez.

Ese corredor requiere de un desarrollo arquitectónico, urbanístico muy importante para poder hacer esta convivencia. Y hemos decido que este corredor lleve el nombre de la mujer, que será el de María Luisa Dehesa.

¿Por qué queremos que lleve el nombre de una mujer este corredor? Arquitecta mexicana, la primera mujer en México que recibió el título de esa carrera, cuando llegó a la Ciudad de México en 1933 -no hace muchos años- 1933, para estudiar arquitectura. Ahí enfrentó discriminación por parte de sus profesores que consideraban que una mujer no debía ser arquitecta. En su generación había 113 estudiantes, de los cuales solo cinco eran mujeres.   Vamos a llamar así este corredor en un homenaje a esta mujer arquitecta, que como les digo, estará dando muestras de que hoy, después de muchos años su obra estará representada en este corredor desde la Ciudad de México., María Luisa Dehesa será el corredor que se ha elegido parta esta tarea.

Y luego, decirles a todas y todos ustedes. Quiero agradecer a las mujeres que se han dado cita. Cuando inauguramos este Foro –se acordarán– hicimos un llamado a la ONU, hicimos un llamado a la solidaridad.

México está pasando por un momento muy difícil en su relación con Estados Unidos, está pasando por un momento muy complicado que no nos gusta, que nos tiene molestos, que nos tiene enojados con las decisiones de aquel gobierno. Sin embargo, un punto muy importante que no podemos dejar pasar es que se está violentando a mujeres con esta política pública.

Y por eso hicimos el llamado aquí a propósito de este Foro, a propósito de todas las mujeres líderes que están representadas.

A propósito de la representación de ONU Mujeres para que cese la violencia hacia las mujeres migrantes, nosotros decimos de México, pero es el caso del mundo. Se requiere solidaridad, requerimos de su solidaridad.

Y no quiero dejar de destacar que después de que dijimos esto y después de la presencia de tantas mujeres líderes, pues yo no sé si fue una coincidencia, pero sí es algo que quiero destacar porque hubo un pronunciamiento contra la política migrante de Trump un día después o un par de días después, cuando el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, él declaró que implementar estas órdenes del señor Trump y estos memorándums que han sido emitidos, podrían infringir las obligaciones internacionales que sobre derechos humanos tiene Estados Unidos.

Esto para nosotros, créanos, es un gran bálsamo, es un alivio y es un respaldo solidario para la Ciudad de México y para mi país.

Yo eso lo agradezco mucho a Naciones Unidas, lo recibimos con un gran beneplácito. Muchísimas gracias, gracias por estar en la Ciudad de México. A todas las mujeres del mundo gracias por acompañarnos y gracias por toda su cooperación y solidaridad. Gracias, muy buen día, que la sigan pasando bien en nuestra ciudad, nos vemos pronto.