Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Toma de Protesta de Consejeras WED CDMX, en el marco del Día de la Mujer Emprendedora (Women ́s Entrepreneurship Day, WED

Publicado el 17 Junio 2017
Discurso 20, 2017

1


Dra. Teresa Incháustegui Romero
Directora general del Instituto de las Mujeres de la CDMX
Toma de Protesta de Consejeras WED CDMX, en el marco del Día de la Mujer Emprendedora (Women ́s Entrepreneurship Day, WED)

“De cada 10 empresas nuevas que se crean en la Ciudad de México, al menos 6 son emprendimientos de mujeres”

Muchas gracias por la invitación. Me da mucho gusto estar aquí.

El tema del empoderamiento de las mujeres es un asunto muy importante, las mujeres somos tremendamente laboriosas. En la Ciudad de México las mujeres trabajamos en promedio 25 horas más a la semana y trabajamos más porque regresamos del trabajo a la casa a trabajar, no regresamos a descansar, sino a trabajar.

Somos trabajadoras, somos responsables, somos sumamente empeñosas y tenemos una fuerza impresionante, todo lo que nosotras nos proponemos y lo colocamos con un objetivo, no cejamos hasta alcanzarlo.

Pero ¿qué necesitamos? Necesitamos creer en nuestra capacidad, necesitamos creer en nuestro empeño, por eso esto de empoderarse significa apropiarse de sí misma, de sus fuerzas, apropiarse de los derechos y ejercerlos, de esta convicción que nosotras podemos alcanzar y desempeñar cualquier puesto que queramos porque tenemos el empeño, la determinación, la convicción y la capacidad.

Por eso, una de las líneas de trabajo más importante en el Gobierno de la Ciudad de México y que tiene que ver con el trabajo es esa fe, es que ese poder que tenemos en el cuerpo sea reconocido por ellas mismas, a eso nos dedicamos en el Instituto de las Mujeres que es la entidad que, por parte del Gobierno de la Ciudad, se encarga de que todas las acciones de todos los sectores de política pública tengan un componente de género y de igualdad.

Existe en la ciudad la Ley de Igualdad Sustantiva, la cual obliga que en todas las acciones se busque reducir las brechas de desigualdad, que pueda haber en la ciudad por temas de educación, acceso a derechos, de participación o de vivienda. Tenemos un programa que está buscando igualar los niveles de responsabilidad al interior de nuestras propias instituciones.

Tenemos asesoría jurídica, apoyo psicológico, además de todos estos cursos de capacitación, empleo, formación, tenemos capacitación en empleos no tradicionales, porque también el mercado de trabajo sesga las oportunidades de empleo entre hombres y mujeres.

En una nota de INEGI sobre un módulo de movilidad intergeneracional y una cuestión que se ve claramente, es que las mujeres seguimos haciendo tareas que son feminizadas al interior de las empresas y de las instituciones. En la Ciudad de México estamos promoviendo que haya igualdad, en términos de cargos, de puestos, en términos de desempeño.

En la Ciudad de México tenemos programas específicos para la salud de las mujeres, para la prevención y atención del cáncer de mama.

Para quienes vivimos en la Ciudad de México, los derechos de las mujeres a poder elegir si quieren ser mamás o no, es parte de un derecho porque consideramos que el cuerpo de la mujer es suyo y su vida es suya y que su derrotero como mamá y en el ejercicio de la maternidad debe ser algo elegido, consciente e importante para evitar la herencia intergeneracional de la pobreza que se da cuando una mujer tiene hijos y no puede sostenerlos.

En la Ciudad de México tenemos el 37 por ciento de hogares encabezados por mujeres, 27 por ciento como cabezas de familia, mujeres que por alguna razón ya no está su pareja con ellas y en otro caso se trata de mujeres que aunque están con su esposo, pero ellas hacen un aporte principal al hogar.

En la mitad de los hogares de la Ciudad de México hay al menos una mujer que contribuye con su ingreso.

En este caso, en las empresas está muy claro que las mujeres son la mayor parte de las emprendedoras que tienen pequeñas y medianas empresas, porque para las mujeres es el tema de poder compatibilizar su tarea con la necesidad de tener ingresos o desarrollarse profesionalmente, muchas veces la lleva a plantear negocios propios para poder desarrollarse y tener la oportunidad de conciliar las actividades que tiene, por eso es una gran emprendedora.

Prácticamente de cada 10 empresas nuevas que se crean en la Ciudad de México, al menos 6 son emprendimientos de mujeres y, sin embargo, nos hace falta hacer mucho, tanto a las organizaciones corporativas de las empresas, por ejemplo, CANACINTRA y CANACO, todas las cámaras tenemos muchas ventanas de oportunidad para promover que las mujeres crezcan en sus emprendimientos para que puedan tener acceso a nuevas tecnologías, a créditos, acceso al mercado, que podamos desarrollar nuevos negocios que tienen que ver con esta economía nueva que está surgiendo en todo el mundo en el marco del objetivo de lograr la sustentabilidad.

Hay muchas cosas que se pueden hacer desde esa perspectiva y para eso en la Ciudad hemos integrado a todas las instituciones que tienen programas para fortalecer el emprendimiento de las mujeres o su autonomía económica, en un programa que estamos coordinando, vamos a tener una sesión de coordinación la próxima semana, es muchísimo lo que se hace y más del 60 por ciento de los créditos que otorga el Gobierno de la Ciudad de México se otorga a mujeres.

Tenemos que fortalecer mucho esta cuestión, en realidad cuando el mundo descubrió que las mujeres somos una fuerza muy importante, por eso los organismos internacionales también están interesados en que cada vez más mujeres puedan participar, porque se está perdiendo el mundo y los países y la sociedad de esa fuerza transformadora.

No queremos que esta fuerza implique que va a estar volcada en el trabajo sin poder mirar la parte de la vida personal, privada, la crianza que es tan importante, porque quizá más importante que crear riqueza es el buen vivir y la posibilidad de poder crecer como personas y por eso la igualdad de género es una fórmula mágica para tener parejas que se respeten, sociedades en donde hombres y mujeres se respetan y se tratan como iguales y que ambos crecen, no que uno crece con la negación de otra persona que no crece y está en su casa encerrada.

Creemos que hombres y mujeres podemos crecer juntos y que mirándonos con respeto podemos tener hijos e hijas y generaciones que se miren con respeto e igualdad y esa es la transformación que queremos que se logre.

El mundo que está bajo grandes desafíos sólo va a poder salir adelante con la fuerza de las mujeres, al lado de los hombres, con la fuerza de las mujeres juntas, asociadas y con la solidaridad empujando hacia adelante y con hombres que las respeten y las quieran.

Y eso es también lo que el feminismo quiere, el feminismo no es una doctrina para poner a las mujeres en contra los hombres, es un sueño para que las mujeres seamos iguales en dignidad, en poder, poder en términos de hacer, no de control.

El poder es bueno como verbo, no como sustantivo, esa es nuestra idea y pensamos que promoviendo esto estamos contribuyendo a un México igualitario, más democrático, plural, diverso, respetuoso y tolerante, que es el México que queremos.

Muchas gracias.

--oo0oo--